SORPRENDE AL DOCTOR SUÁSTEGUI CON MEDICAMENTOS DE PROCEDENCIA DUDOSA

Este miércoles se realizó un mega operativo de verificación a las afueras del hospital El Quemado, perteneciente a la Secretaría de Salud Guerrero; además de medicinas caducas, se decomisó medicamento controlado y se detuvo a un presunto trabajador del nosocomio.

De acuerdo con los primeros reportes, en este operativo fue detenido un médico cardiologo por la Policía Ministerial, durante una revisión a su camioneta Toyota tipo RAV4 café, cuando salía del hospital, se informó que los agentes ministeriales detectaron en el vehículo medicamentos, los cuales el médico presuntamente no pudo comprobar la procedencia.

Raúl Ceballos Carbajal, director de Vía Pública del gobierno municipal, informó que se trató de un operativo conjunto de verificación de medicinas y medicamentos, así como de la venta de alimentos, en coordinación con dependencias como Cofepris, Copriseg, policías estatales y municipales, Fiscalía General del Estado con personal y equipo canino, Regulación Sanitaria y otras áreas de la Secretaría de Salud estatal, así como Guardia Nacional, SICT (Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes), Sedena, Marina y Guardia Nacional.

Ceballos Carbajal aseguró que el mega operativo tuvo dos objetivos: verificar las denuncias de robo y trasiego de medicinas propiedad del estado y, dos, el desalojo del área de comercio ambulante.

Añadió que hubo rechazo por parte de los comerciantes informales quienes argumentaron tener un amparo; sin embargo, se verificó que estos ya estaban sobreseídos.

En el operativo se detectó a la salida del nosocomio una camioneta Toyota tipo RAV4 café, propiedad de un médico cardiólogo, en cuyo interior se encontró medicamento controlado y no controlado, y recetas; fue detenido al no comprobar la procedencia de los productos y hasta el momento se desconoce su situación jurídica.

Trascendió que también hay trabajadores del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud (SNTSA) involucrados en la desaparición de medicamentos propiedad de las dependencias de Salud estatal y federal.

Por otra parte, familiares de pacientes del hospital de El Quemado aseguraron que en varios de los tendajones a las afueras del hospital El Quemado se vendían algunos insumos cuyos precios se elevaban mil por ciento; ejemplo, un insumo que en la farmacia cuesta 50 pesos, en esos lugares los vendían hasta en 2 mil pesos.

Además, entre las acciones, los dúos caninos y personal de las dependencias, revisaron las unidades motrices que salía del hospital, mientras que personal de Vía Pública de Acapulco ayudaba a los comerciantes a desmontar las estructuras metálicas que vendían, además de refrescos, botanas, alimentos preparados, etc., medicamentos.

No se reportaron enfrentamientos ni jaloneos aunque sí protestas; cerca, se observó un trascabo para desmontar las estructuras de metal pero no se utilizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *